Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná

Tras el confinamiento, la desescalada y la emergencia de esta llamada nueva normalidad, en ETP volvemos, una vez más, con una propuesta de análisis sobre ese mundo que emerge y que convive con otro que no acaba de irse de irse del todo. Un nuevo momento que parece que cierra el ciclo político del 15M y en el que se deberá configurar una salida a esta crisis de totalmente opuesta a la manera en la que se hizo la anterior. Tenemos un espacio de lucha para la (re) construcción de una sociedad que cambie los parámetros del capitalismo salvaje hacia otros que se centre en el bienestar de las personas, las solidaridad, la colaboración y la justicia, poniendo al ciudadano en el centro de la política. Ahora, tras vivir esta pandemia, y con una ultraderecha a la que están dando carta de normalidad medios y partidos políticos conservadores, es más que necesario la pausa de la reflexión y dejarnos de urgencias para centrarnos en lo importante.

Con ese propósito se hemos elaborado un mini dossier sobre esta nueva normalidad y su materialización en diferentes ámbitos, que van desde la educación a las prisiones, pasando por lo político. En este número, además de de contar con artículos de nuestros magníficos y generosos colaboradores, se incorpora a nuestro proyecto Mel, que hará las delicias de nuestros lectores con su sentido del humor y capacidad de crítica y análisis en sus viñetas. ¡Todo un placer contar con su colaboración! Y aprovechamos estas líneas para darle una calurosa bienvenida. Igualmente, como siempre contamos con nuestra sección de cultura, con la reseñas de excelentes libros, y nuestras habituales recomendaciones de cine.

Fotografía: Fran Delgado

En definitiva, desde ETP, queremos seguir contribuyendo con nuestro pequeño granito de arena al análisis y la reflexión sobre la sociedad que viene y que queremos construir, siempre desde la perspectiva de progreso, la participación y de protagonismo ciudadano que nos caracteriza, aportando además entretenimiento y diversión. En este caluroso verano posconfinamiento y, presumiblemente, preconfiamiento ¿tiene algo mejor que hacer? Póngase fresquito, pase y lea.

Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná

Cosmonauta es un cuaderno de bitácora, el diario de un viajero espaciotemporal en busca de respuestas más allá de sus límites físicos. Una sucesión de preguntas que se encaminan hacia lo colosal, hacia lo imperceptible, y que se adentran, con una visión holística, en las habitaciones de toda la existencia universal.

Una poesía que investiga las posibilidades poéticas de la ciencia y la divulgación científica. Hacer de la pregunta un viaje, del viaje una aventura, de la aventura un poema. Para acercarnos a la constatación de lo real, el experimento de permanecer en el asombro y desde él inquirir a la realidad.

Tres poemas de cosmonauta de fran seisdoble
Fotografía: Aline Dassel de Pixabay

Este viaje se nutre de la pasión científica, divulgadora y humanista de Carl Sagan y su Cosmos, así como otras figuras científicas, y entiende que no hay nada más mágico que la evolución de la consciencia, ni ficción que pueda superar la fascinante maravilla que nos rodea.

I

Acceder al retrato de una célula requiere un concienzudo interrogatorio.
Después de todo, la ciencia
es un divertido juego
muy serio:
preguntas exactas, preguntas correctas,
indagar con tendencia al infinito.

II

La alegría de conocer
otras inteligencias comienza
en la mirada absorta:
prestar el oído
al baile sonoro en las mareas.
Cómo contactar con Proxima Centauri b
si aún desconozco el canto
con que la yubarta vence la soledad?

III

Sobrevivir
a la hostilidad del ocaso y la fruta podrida
es cuestión de conocimiento.
Una biblioteca cordobesa en cada núcleo
para saber
cuándo alejarse de la llama,
cuándo acercarse al fuego.
No soy responsable de mi memoria genética.
Soy responsable de mi memoria cerebral.
Mi córtex permite el cambio y la enmienda:
imagina las posibilidades.
Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná

Deslengua” (Libros de la herida,2020) es un libro de cantares, coplas, tankas, falsas calaveritas, jaicus asonantados, repentes, juguetes líricos…, es decir, de palabras listas para entrar en acción y ser dichas o cantadas, aunque también se puedan leer en silencio y al descuido en cualquier sitio.

En “Deslengua”, publicada en la colección Vivezas de la editorial sevillana Libros de la Herida, Carmen Camacho arrima la oreja al aire y hondura de la sabiduría popular y la tradición oral, pero sin intención de forzarla ni de impostarla sino de cogerlas al vuelo y entreverar, aquí y ahora, las posibilidades del habla común y de las artes del lenguaje.

Coplas de deslengua de carmen camacho
Fotografía: Lorri Lang de Pixabay

La autora jienense, residente en Sevilla, nos trae esta nueva obra tras otras tan destacadas como “Vuelo doméstico”, “Campo de fuerza”, “La mujer del tiempo”, “Zona franca” o “Minimás”. Como editora literaria, es responsable de la reciente antología “Fuegos de palabras”, título de referencia sobre el aforismo poético español de los siglos XX y XXI. Interesada en la oralidad y en el diálogo de la palabra y las artes, ha desarrollado obras de poesía escénica en colaboración con artistas de diferentes disciplinas y colabora con diversos medios de comunicación.

Desandar el lenguaje.
Me deslenguo
hasta encontrarme.

*

Tiempo material
Tú sin prisa, relojero.
Para hacer un buen reloj
hace falta echarle tiempo.

*

El Mañana
no es ningún día
de la semana.

*

¿Serán las estrellas
reflejos de llamas
de las candelas?

*

Que por los mismos motivos
por los que despierta el día,
yo quiero dormir contigo.

*

De tu último portazo
todavía se estremece
el agüita de mi vaso.

*

Farolillo cualquiera,
en mi noche oscura,
la luna era.

*

A señal de ge pe ese
van marcando mi destino,
¡con lo bien que está perderse!

*

Yo voy del ruido al silencio,
tú vas del silencio al ruido.
¡Quién sabe qué nos diremos
al vernos por el camino!
Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná

Suena temprano el crujir de una baraja. El negocio de proximidad se mete en nuestra alcoba y por fin se convierte en nuestra banda sonora. 

El mundo está despertando lentamente de su invierno. El mundo que en realidad es nuestro barrio pequeño y redondo diario, al fin se abre como una flor diminuta y generosa y nos muestra de nuevo su verdad, la verdad a la que se enfrentan. 

Poco a poco vamos normalizando nuestro derecho al ocio. El regreso a lo que éramos antes de la pandemia. Algo hemos aprendido en el camino. Nos acompaña el miedo y una crisis de la que seguro que tendremos que salir de la mano. Hoy abren sus puertas muchos de los negocios de los que somos familia. Los no esenciales que para muchos son esenciales, son los mismos que nos han estado ofreciendo contenido en estos días de refugio. 

Proximidad etp
Fotografía: Fran Delgado

Las imprentas empiezan a rodar y nacerán libros nuevos que permanecieron en su vientre mientras estábamos todos quietos, las editoriales, grandes sufridoras también del no esencialismo recomponen sus catálogos y por último los libreros volverán a la carga con su laborioso ejercicio. Todo es una pelota que comienza a rodar. 

Ocurre lo mismo con nuestros bares que nos abren la alegría naranja de sus terrazas.  Hemos dejado de templar el café hirviendo de camino al trabajo cada mañana y el saludo tempranero al camarero-amigo que te lo servía.

Hemos estado sometidos a lo esencial durante este encierro. Durante la fase 0 nos han enseñado cuáles son los productos esenciales y cuáles no. Pero entendemos que lo esencial es demasiado subjetivo, así ha sido siempre.

Nuestros amigos comercios, amigos bares, amigos tiendas de ropa, amigos vinotecas, amigos imprentas, amigos editoriales independientes, amigos librerías, amigos taller de informática… nos necesitan ahora más que nunca porque para muchos de nosotros, ellos son esenciales. 

El equipo de El tercer puente así lo entiende y no puede más que animaros a que no olvidemos esas puertas que hoy, generosamente y con mucha incertidumbre, nos abren el camino hacia la normalidad que deseamos. 

No nos olvidemos de vivir.

Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná
Faldon pre
Peaje post
Imagen de Pxhere.com CC0 Dominio publico

CÁDIZ TODAY-. La cantidad de usuarios que están utilizando la bicicleta durante el periodo de desescalada con el Coronavirus se ha visto incrementado sustancialmente en la capital gaditana produciendo retenciones en carril bici que dificultan la circulación fluida de los usuarios. Se han desbordado la previsiones. Con el objetivo de combatir esta situación, el ayuntamiento ha ideado colocar un peaje en las Puertas de Tierra y otro a la altura del Hotel Playa para controlar el tráfico de bicicletas. “La cantidad de bicicletas que estamos viendo estos días no es normal”, comenta Martín Vila, concejal de movilidad del ayuntamiento. “Se están produciendo situaciones que vulneran las medidas de seguridad más elementales contra la covid-19 y debemos canalizar esta situación de alguna manera”. No obstante, el concejal afirma que se trata de una medida “de carácter temporal” y que una vez se vuelva a la nueva normalidad “se retiraran unos peajes que no nacen con afán recaudatorio, sino como medida para favorecer la salud de los gaditanos y gaditanas”, termina Vila. Las asociaciones ciclistas han manifestado su malestar ante una medida que consideran “injusta” y que no “tiene ni pies ni cabeza”. “Parece mentira, ahora que le han quitado el peaje a los sevillanos lo instauramos en nuestra propia ciudad, manda cojones”, termina su portavoz.

Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná
Faldon pre
Obispado post
Fotografía: Semana Santa 2018 8 de Obispado de Cádiz y Ceuta bajo licencia Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

CÁDIZ TODAY-. Según ha podido contrastar la redacción de Cádiz Today, el Obispado habría trasladado al ayuntamiento la posibilidad de celebrar un Domingo de Ramos chiquito el próximo 16 de agosto. “Se trata de una manera de paliar el irreparable daño sufrido por los cofrades locales en sus sentimiento religioso con la suspensión de la Semana Santa este año”, afirman desde fuentes oficiales del propio obispado. “Si el carnaval tiene su fiesta pequeñita, la Semana Santa no puede ser menos. Más aún, teniendo en consideración lo ocurrido este año”. La iniciativa cuenta con el apoyo del Consejo Local de Hermandades y Cofradias de Cádiz que en un comunicado en su web “acogen con entusiasmo esta propuesta”, que servirá, en cierta medida, para ”celebrar algo tan importante como la religiosidad cofrade de nuestra ciudad” y que este año se ha visto coartado “justo cuando hay un gobierno socialcomunistabolivariano, ¿casualidad?” afirman desde el Consejo. En el mismo sentido se han manifestado desde HORECA, que ven la propuesta como algo “positivo” y que permitirá dinamizar el sector hostelero “tan debilitado con la crisis de la Covid-19”. “Esta medida será un fuerte impulso y nos permitirá contratar irregularmente a nuevos trabajadores, lo que sin duda es una buena noticia para el sector”, concluyen desde la Federación.