Tiempo de lectura 💬 4 minutitos de ná

Una vez más, nos vemos obligadas a defender y luchar por lo que creíamos que nunca volvería a cuestionarse: el derecho al aborto o las políticas específicas contra las violencias machistas, ya de por sí vergonzosamente insuficientes. Han llegado a San Telmo unos señoritos a caballo a decirnos que la violencia no entiende de hombres ni mujeres. Será pura casualidad que, como afirma la ONU, la violencia de género es la principal causa de muerte entre las mujeres de entre 15 y 44 años; en los hombres, sin embargo, son las enfermedades de corazón, purita casualidad. O que, como publica Intermón Oxfam, siete de cada diez mujeres en el mundo sufrirá violencia física o sexual en algún momento de su vida o que diez mujeres han sido asesinadas en lo que llevamos de año en nuestro país.

No entendemos cómo algunos hombres no tienen la capacidad elemental de ver una realidad tan palpable como que las mujeres ocupamos un alto porcentaje de los trabajos más precarizados, que sobre nuestras espaldas recaen la mayor parte de las tareas de cuidados que se nos presuponen, que la mayoría de nosotras hemos sufrido algún tipo de violencia sexual a lo largo de nuestras vidas… ¿De verdad a Ciudadanos, PP y VOX no le dicen nada estos datos?

Si por increíble que parezca esto es totalmente real, lo que supera todo lo imaginable es cómo el PSOE en Cádiz sigue insistiendo en mantener al frente de la Fundación de la Mujer a un partido machista como Ciudadanos. Parece ser que no tuvieron bastante con entregarles el poder a finales de 2017 al partido que decía que había que acabar “con la asimetría penal por razón de sexo”. Porque la posibilidad de ser violada o asesinada no guarda ningún tipo de relación con el hecho de ser mujer y por eso no hacen faltan políticas específicas ¿verdad? Por mucho que lo diga la ONU…

En este contexto, en el que los partidos del gobierno de Andalucía, junto con su socio fascista, intentan volver a la época franquista en la que las mujeres no teníamos derechos de ningún tipo, el 15 de enero, muchas personas gritamos alto y claro delante del Parlamento andaluz que no íbamos a dar ni un paso atrás en las políticas de igualdad. Y en esta línea, el alcalde de nuestra ciudad, José María González, Kichi, se reunió con el líder del PSOE (que a estas alturas no podemos denominar socialista) para pedirle retirar el apoyo a quien hoy ostenta la vicepresidencia de la Fundación de la Mujer, una señora de C´s. Sí, ese partido al que le importamos bien poco las mujeres. Cuál ha sido nuestra sorpresa cuando nos hemos enterado de que la respuesta de Fran González ha sido “que qué más da quién dirija las políticas de igualdad”. Estamos indignadas. No podemos concebir cómo el PSOE, que cuenta entre sus filas con miles de mujeres que se denominan feministas, que gritaron con nosotras en la puerta del Parlamento, que llevan años luchando por la igualdad, puede quedarse tan tranquilo sabiendo que tiene en su mano quitar a la derecha más retrógrada y machista de la Fundación de la Mujer y no lo hace.

Por otra parte, no nos extraña. Es la forma de proceder de un partido que ha perdido el rumbo. Que se dice socialista y firma reformas laborales que precariza el trabajo. Que se dice feminista y consiente que el Pacto de Estado parta con presupuesto cero. Un partido que dice tantas y tantas cosas para luego hacer la contraria.

Psoe local y fundacion de la mujer
Ilustración: Pedripol

En el último pleno del Ayuntamiento de Cádiz se aprobó el primer Plan Integral Contra la Violencia de Género en el Ayuntamiento de Cádiz. El primer Plan Integral Contra la Violencia de Género en la ciudad de Cádiz. Un Plan que ha sido participado por colectivos feministas y asociaciones de mujeres. Un Plan ambicioso para acabar con esa lacra social que mata cada año a más de 100 mujeres. Un Plan con dotación presupuestaria. Esto sí es luchar por las mujeres. Esto sí es defender la igualdad.

Y aún así, la cosa no quedó ahí. Cientos de personas firmamos un manifiesto que el colectivo Café Feminista de Cádiz impulsó para que el PSOE de esta ciudad retirara su apoyo a Ciudadanos en la Fundación. Personas de diferentes colectivos, sindicatos, figuras del mundo universitario y muchas de ellas militantes del PSOE, firmamos para que las políticas que nos afectan directamente no estén en manos de quien nos humilla y niega la violencia que se ejerce sobre nosotras.
A este manifiesto se sumó también el de varias asociaciones que forman parte del Consejo de la Mujer, pero que no están de acuerdo ni con la vicepresidencia de la Fundación, ni con la gerencia de ésta ni con la presidencia de las asociaciones. Mostraron que el conjunto de las asociaciones de mujeres no son un bloque monolítico que se sigue creyendo las mentiras de quien ha gobernado esta ciudad durante muchos años en contra de nosotras, y de quienes no son capaces de asumir que las mujeres de la ciudad necesitan mucho más que caridad.
El PSOE volvió a dar su voto a C´s, ése que entrega la portavocía de la Comisión de Igualdad de la Junta de Andalucía a la ultraderecha que dice que “la Consejería de Igualdad, viene financiando a organizaciones feministas, que él (Serrano) considera partícipes de lo que denomina ideología de género”. Nada más que decir.

Lo que les pasa a Fran González y al PSOE es que no creen en lo que dicen. Lo que les pasa es que no soportan que la concejala de la Mujer, Ana Camelo, sea una mujer trabajadora y les hable de igual a igual. Porque ellos son la élite política, y no aguantan que una mujer, trabajadora y feminista les diga las cosas claras.

Al PSOE ya no le queda ninguna excusa para mantener a la derecha al frente de la Fundación de la Mujer. Ninguna.