Tiempo de lectura 💬 2 minutitos de ná

Javi baron 2

Fotografía: Jesús Massó

Cádiz se ha quedado anclada en el siglo XIX. Mátenme si quieren, pero esta es una verdad que tiene casi 200 años. Ya en 1916 Trotski escribe: “Cádiz pertenece completamente al pasado en mayor grado aún que España entera”.

No hay mucha gente que sepa que el revolucionario estuvo un tiempo viviendo aquí. A decir verdad, hay poca gente en Cádiz que sepa quién es León Trotski. Durante la Primera Guerra Mundial, el ruso fue expulsado de Francia y pasó unos meses en la ciudad en régimen de libertad vigilada. Fue antes de embarcar a Nueva York y volver de nuevo a su país para unirse a la Revolución de Octubre.

Así a grandes rasgos, a Trotski la ciudad le pareció una mierda, pero hubo cosas que le encantaron. Entre ellas, el Gran Teatro Falla. Sus notas sobre una zarzuela que vio allí son de las pocas reseñas positivas que aparecen en su libro “Mis peripecias en España”.

Siempre que entro en el Falla me pregunto cuál sería la butaca del teatro que ocupó. Del gallinero lo dudo, porque Trotski era un judío de familia acomodada mucho más burgués de lo que quería hacer creer. Tampoco creo que lo hiciera en los palcos, que era dónde se colocaban los ostentosos. Me inclino a pensar que lo haría en el patio de butacas, que por entonces no eran tan caras como ahora y los espectadores de esta zona no llamaban mucho la atención.

A pesar de mi escepticismo recalcitrante, me gusta darle simbolismo a las cosas. Un cierto aire mágico que me haga pensar que, aunque el Universo no es un puzle completo, hay algunas piezas que encajan con otras. Por eso creo que el hecho de que Trotski estuviera en el Falla poco después de su inauguración, le dio al teatro una impronta revolucionaria que aún dura hasta hoy.

¿Y a dónde me lleva esto? Sin duda al fenómeno más esperado de todos los que se celebran a lo largo del año en el teatro: El Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas. Soy más del carnaval de la calle y casi nunca presto mucha atención, al margen de ver alguna que otra agrupación en Youtube cuando alguien las cuelga en Facebook durante las preliminares. Sin embargo, esta última vez sí que vi un poco más. Las críticas no eran tan previsibles como otros años. Las sátiras continuas, no sólo del Gobierno, sino del susanismo y el socialismo cortijero consiguieron emocionarme. Voces que clamaban constantemente por el fin de ese bipartidismo de: “Tú y yo nos lo repartimos, diga lo que diga el rey Salomón”. Eso me hace pensar que el Falla, el corazón de Cádiz, se ha vuelto más revolucionario y que de alguna manera se levantará. Al fin y al cabo, las mayores revoluciones se llevaron a cabo en el siglo XIX.

Recibe "El Tercer Puente" en tu buzón

  • Responsable: El Tercer Puente Sociedad Coop. Andaluza. Finalidad: Para enviarte los números y avances de eltercerpuente.com a tu email. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: MailerLite, nuestro servicio de envío de correos. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides.

Aytodecadiz abriendobrecha digital v001 etp gigabanner 1140x200px 80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *