Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná

La poeta melancólica

La noche y el silencio. Cada uno de los miles de adoquines que conforman esta serpenteante ciudad suspira en soledad cuando llega la negrura. Nada suena. Nadie sueña. Los pasos se hacen eternos entre una esquina y la siguiente. No hay saludos. No hay guitarras colgantes, de esas que escalan espaldas antes de enmarañarse entre los dedos. No se escucha la melodía tras las ventanas. No hay color en las caras.

Cae la tarde cada vez un poco más tarde sin que el sol tenga por donde derramarse. Los poetas ya no aguardan en la playa; algunos divisan el sepelio diario desde las azoteas. Pero, en cierto modo, la ciudad ha dejado de respirar. Quizá sea por las máscaras. No lo sé. Lo que sí resulta paradójico que ese tiempo de locura que nos regala cada año Don Carnal era precisamente lo que nos mantenía cuerdos. Y es que, un febrero sin Carnaval, se ha convertido para muchos en un auténtico pozo de locura.

Caretas para un carnaval pandemico
Ilustración: Julia Tocino

El Jartible

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. He visto a compañeros adictos a todo tipo de contenido carnavalero, sea en el formato que fuese, mendigando cada minuto como si de una droga se tratase. Desde las finales de los 80 en bucle a la última entrevista de Fulanito en la web 3x4yasinpeaje.com de Alcalá de Guadaira. Con el pijama encasquetao como si del tipo se tratase, delante de la tele, las gomitas y los anacardos en la mesa y hasta su vasito de vino con papelillos flotando. Algunas incluso han rebuscado por toda la casa hasta encontrar aquel Walkman que le regalaron por Reyes en el 95 para poder escuchar el concurso del milenio como Momo manda. He visto hombres llorando por no escuchar un nuevo punteao. He visto purpurina (posiblemente del año pasado) brillar en la oscuridad cerca de las Puerta de Tierra.

El autor de redes

Te quiero tanto tacita / no hay bicho que nos separe / mi Cádiz la más bonita, / tú me salvas de los males. / Aquí me tiene otro año / sin disfraz pero con las mismas ganas. / Y si no puedo cantar en tus calles / yo te canto desde mi terraza…

Y mañana os colgaré un nuevo vídeo donde os cantaré un par de cuplesitos y un popurrí. #yomequedoencasa #estevirusloparamos #carnavalconfinado #desdemiterraza

La siesa negacionista

¡Por fin este año va a servir de parón biológico! Además con todas las letras: ¿hay algo más biológico que un virus?. Pues no. El palco en la tele, el milenio en la radio, los pesaitos en Twitter, mi vecina escuchando a JuanCarlo to las mañanas. ¿La gente no se cansa? Pues no. Con lo pesao que estaba ya el concurso, to los años lo mismo, la misma tontería, el mismo rollaso, los punteaos interminables, los artistas del pasodoble, los que quieren vivir to el año de hacer gorgoritos, los del fular pa no coger frío. Iba a ser un año de descanso y reflexión, de repensar (en silencio) todo lo que se estaba haciendo mal. Pues no. No iba a haber nada de nada, y al final estoy hasta el coño de Carnaval.

Aytodecadiz apoyoturismocomercio2020 digital v003 etp gigabanner 800x200px 80

Banner arquetipos

Banner pedropablo pre

Recibe "El Tercer Puente" en tu buzón

  • Responsable: El Tercer Puente Sociedad Coop. Andaluza. Finalidad: Para enviarte los números y avances de eltercerpuente.com a tu email. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: MailerLite, nuestro servicio de envío de correos. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides.

Tercerpuente

Quorum libros

Banner habana etp

Rimada

Imprintta

Hidalgo

Capsula

Laherida

La casapuerta

Sin título 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *