Tiempo de lectura 💬 4 minutos
Ana moran
Imagen: Pedripol

Juana Rivas está en cada una de las casas y de los corazones de las madres maltratadas, en cada rincón del mundo donde una mujer defienda con uñas y dientes a sus hijos e hijas, en cada sentencia demoledora que no vele por los menores cuyos padres ejercen la violencia machista, en cada hogar donde los niños y niñas sufran. Juana está en cualquier sitio a cualquier hora.

Condenar a una mujer a cinco años de prisión por sustracción de menores y a seis años de privación de la patria potestad es inhumano y demencial, porque no sólo sentencian a la madre, desprotegen a unos niños que crecerán sin ella, sin su amor ni participación en su desarrollo. Es desolador que media España entre en guerra y no tenga presente a esos niños. Todas y todos podríamos haber sido ellos. ¿Dónde está la empatía, en qué momento perdió la gente la sensibilidad para atacar a una mujer y desposeer a sus hijos de una infancia armoniosa? Los menores no deben soportar el duelo que la sociedad mantiene. Su integridad física y psíquica no puede estar en peligro, porque ¿qué les decimos a las madres luchadoras que asistieron a la crueldad del asesinato de sus hijos e hijas? pues que ojalá se los hubieran llevado lejos.

Vamos por partes, Francesco Arcuri no acude ni una sola vez a ver a sus hijos durante su estancia en Granada, y sabía dónde vivían, a qué colegio iban, con qué personas estaban; aún así, era un “buen padre”. Un señor condenado por malos tratos alude que confesó que era cierto porque creía que así no tendría problemas para ver a sus hijos, porque era un “buen padre”.

El delito de Juana Rivas -para los hombres y mujeres que apoyan nuestro maravilloso sistema judicial patriarcal- se fundamenta en prejuicios machistas como haber vuelto con Arcuri a pesar del maltrato (desconocen las fases de la violencia https://www.estudiocriminal.eu/blog/ciclo-de-la-violencia-de-lenore-walker/), haberse marchado unos meses de viaje dejando a sus hijos con su padre o haber privado al mismo de ver a sus hijos secuestrados por ella. Basan sus comentarios en una justicia que ningunea a cualquier señor que entra en prisión por el hecho de ser hombre en virtud de la Ley Orgánica  1/2004  de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género, y en algo que ellos y ellas denominan inversión de la carga de la prueba y que Susana Gisbert, fiscal especializada en violencia de género, portavoz de la Fiscalía Provincial de Valencia y escritora, argumenta perfectamente en este estupendo artículo https://confilegal.com/20170905-la-carga-la-prueba-la-violencia-genero/

La ley está para proteger, no para acusar sistemáticamente y encarcelar por una denuncia; y antes de que mencionen las denuncias falsas les invito a leer el informe anual del CGPJ:

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Violencia-domestica-y-de-genero/Actividad-del-Observatorio/Datos-estadisticos/

Esas mismas personas revientan defensas de feministas y aliados mediante comentarios mediáticos de hombres y mujeres alineadas con el machismo más rancio y patriarcal; por ejemplo, la abogada Bárbara Royo (defensora de Bretón), su marido Nacho Abad, periodista  y criminólogo del programa “Espejo Público” o la polémica periodista Cristina Seguí. Podría enumerar hasta la eternidad, para nuestra desgracia.

La justicia que tanto alaban, con desconocimiento y con escasa formación al respecto, ha emitido sentencias donde mujeres y niños se han quedado completamente desprotegidos, no sólo hablo de LA MANADA. Aquí tienen algunos casos: Susana Guerrero, Karen Gutiérrez y Ángela González

https://www.youtube.com/watch?v=bL_Qvj4Sn1Y

http://www.elmundo.es/pais-vasco/2018/07/23/5b558bffe2704eaa088b458c.html

https://www.publico.es/sociedad/angela-gonzalez-tribunal-supremo-claves-sentencia-historica-saca-colores-espana.html

Nos encontramos, por lo tanto, con la nula formación de jueces, juezas y demás integrantes de la Justicia en temas de género. Aquí lo explica Susana Gisbert  https://confilegal.com/20180706-las-cosas-claras-especialidad-especializacion-y-especialistas/

En este hilo de Twitter, Dani Revuelta -abogado y politólogo- relata perfectamente la trayectoria del señor juez Manuel Piñar y su controversia con la Ley de Violencia de Género, el alcohol y un juicio con tremendos comentarios sobre la cicatriz de una mujer

https://twitter.com/DaniRevuelta/status/1022823945437896705

Así, no es de extrañar que en los trece folios de la sentencia de Juana Rivas se establezca que se inventó el maltrato de la denuncia en 2016, que no se entienda cómo volvió con Arcuri y se haga referencia a la repercusión mediática de su caso y a las personas que la defendimos:

https://elpais.com/politica/2018/07/27/actualidad/1532681780_809702.html

Cuestión aparte es la acusación mediática a las personas que asesoraron a Juana. Sorprende los conocimientos legales de cualquier persona frente a un teclado, aunque nadie refiera que las instituciones públicas deben velar por la protección de esos niños, como se afirma en el convenio de Estambúl de 2011, ratificado por España en 2014.  Dice su artículo 31:

Custodia, derecho de visita y seguridad

  1. Las Partes tomarán las medidas legislativas u otras necesarias para que, en el momento de estipular los derechos de custodia y visita relativos a los hijos, se tengan en cuenta los incidentes de violencia incluidos en el ámbito de aplicación del presente Convenio.
  2. Las Partes tomarán las medidas legislativas u otras necesarias para que el ejercicio de ningún derecho de visita o custodia ponga en peligro los derechos y la seguridad de la víctima y de los niños.

Aquí, al completo:  https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2014-5947

Para muchas personas las mujeres maltratadas sólo denuncian por las paguitas y las organizaciones feministas existen para cobrar subvenciones. Pero ¿saben a qué ayudas tiene acceso una víctima de Violencia de Género?

http://www.juntadeandalucia.es/iamindex.php/2013-08-08-10-31-21/guia-juridica-sobre-violencia-de-genero-y-derechos-de-las-mujeres/que-ayudas-economicas-existen-para-mujeres-victimas-de-malos-tratos

Díganme ahora qué mujer puede sobrevivir con sus hijos e hijas con esas cuantías. Por favor, infórmense antes de opinar.

Aquí tienen el comunicado de apoyo de la Asociación de Mujeres Juezas sobre la sentencia http://www.mujeresjuezas.es/2018/07/27/sobre-la-condena-penal-a-juana-rivas-esta-es-nuestra-opinion/

Y sí, pedimos un indulto que no se podrá obtener hasta la finalización del proceso, pero no sólo por la pena de prisión, que el juez podría haber disminuido para que no entrara en la cárcel, también para la anulación de la privación de la patria potestad, por Juana y por sus hijos que no pueden crecer sin su madre.

Así que queridos trolls, machirulos, onvres, señoros, pueden ustedes llamarme feminazi, hembrista, loca, radical, pueden amenazarme, a mí y a todas las feministas y aliados, pero no vamos a parar. Estas condenas y absoluciones nos están diciendo “callaos que os queremos sumisas, con las piernas cerradas, en casita cuidando, guapas y delgadas, señoras de su señor y mansas”. Y si ladráis, nosotras cabalgamos. Porque vuestra ceguera patriarcal la vamos a curar y un día abriréis los ojos y cederéis ante vuestros privilegios

Valora este contenido

Aytodecadiz semanasanta2019 web v001 etp gigabanner 800x200px 80

Publi ayto ecoembes