Tiempo de lectura ⏰ 3 minutitos de ná

La politica no es un circo

“La Política no es un circo, es una cosa muy seria”, nos decía Marcelino Arango, un joven artista y una de las primeras personas que conocimos aquí en Medellín, Colombia. Frases como ésta son las que oímos a la mayoría de las personas con las que hablamos en esta ciudad, ya sean niños o adultos; una ciudadanía que se encuentra en medio de numerosas dificultades y complejidades, en medio de diferentes actores y conflictos armados, en medio de la violencia, la corrupción o el narcotráfico.

A pesar de ello, hay muchísimas personas implicadas en la verdadera transformación de Medellín desde hace muchos años. Ellas son los verdaderos agentes de transformación: movimientos comunales o vecinales y, en ciertos periodos, la fuerte apuesta pública de sus gobernantes. Ellos son los verdaderos actores protagonistas, que día a día resisten y trabajan por el bien común y por la deseada paz.  Y sus potentes herramientas: La cultura y la memoria; el arte y la educación. Juntos, vecinos e instituciones, trabajan día a día por cambiar las armas por los micrófonos desde los conversatorios, desde las asambleas o través del teatro, la danza o la propia música (con especial mención al hip hop promovido por los jóvenes de las comunas) y todo desde un visión poética de su día a día.

No quieren olvidar su historia para no repetirla, para crecer como ciudad, y por ello la memoria a través de entidades o centros que trabajan con ella, como la Casa de la Memoria, hacen de este tema algo sentido y transversal en todas sus acciones.

Esta red visible e invisible, consiente e inconsciente, privada, comunitaria o pública, trabaja día a día por hacer entender que la política es una cuestión que atañe a todos y a todas.

“La política es la forma de hacer confluir la diversidad de los pensamientos, la ética o los discursos con las acciones para el bienestar común, «La política es la búsqueda de la felicidad” nos decía Adriana Zafra, madre, trabajadora social, gestora cultural y ahora empresaria. Jorge Melguizo, ex secretario de cultura y ahora vecino de su barrio, también comentaba “es el horizonte el que marca nuestro día a día, es la esperanza de anteponerse y gestionar las necesidades comunes presentes y futuras; es pensar en lo Posible, en el imaginario, es participar de lo público. «La Política no son los políticos o los politiquillos sino cómo me visto, cómo me relaciono; es la manera en la que me expreso, son los tattoos de mi cuerpo, son las canciones que compongo”, nos decía Jeihhco de Casa Kolacho, joven rapero y graffitero de la comuna 13.

Así es como entienden muchos la política; desde la magia, desde la poesía, desde la participación y desde la Pronoia: “opóngase pero proponga”. Todo ello es trabajado en medio de sus complejas circunstancias de conflictos y muertes o ante la apatía del resto y apoyándose en su propia cultura para resistir y para transformar su propia realidad.

Medellín es una ciudad que se ha convertido en un laboratorio de innovación social y de transformación desde la propia resiliencia de sus ciudadanos que desean encontrar la felicidad y saben que ello sólo pueden conseguirlo si lo hacen juntos.

Hemos comprobado, en estos días, que entienden la política como el verdadero escenario de participación ciudadana y a su vez como la herramienta comunitaria que busca el beneficio de toda la población. La política es comprender que cada uno somos un ser político y un sujeto activo que contribuye al buen o mal funcionamiento de nuestras vidas o de nuestras ciudades y que ejerciendo nuestro derecho a la ciudad cambiamos, mejoramos o  perjudicamos nuestro día a día.

De esta forma -entendiendo que cada uno de nosotros tenemos derechos y deberes y que para satisfacerlos y cumplirlos solo podemos hacerlo con el otro y desde un prisma de consciencia ciudadana- podríamos concluir que desde la participación de todos y de todas, desde el apoyo y la cogobernanza de lo público y lo privado tenemos la fórmula para avanzar como sociedad, como país y por supuesto como ciudad llámese Medellín o Cádiz.

Fotografía: María Alcantarilla

Mercado cadiz 2021 faldon 2x5

Banner arquetipos

Banner pedropablo pre

Recibe "El Tercer Puente" en tu buzón

  • Responsable: El Tercer Puente Sociedad Coop. Andaluza. Finalidad: Para enviarte los números y avances de eltercerpuente.com a tu email. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: MailerLite, nuestro servicio de envío de correos. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides.

Tercerpuente

Quorum libros

Banner habana etp

Rimada

Imprintta

Hidalgo

Capsula

Laherida

La casapuerta

Sin título 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *