Tiempo de lectura 💬 4 minutos
Machuca
Fotografía: Jesús Machuca

Si en algún momento alguien se preguntara por las coordenadas de este libro de poemas podría encontrarlas en las primeras páginas, descritas en el Pliego de principios, sobre el poema:

Acaso el poema no sea más que un inventario: una suma de invenciones con el alma sucia de verdades.

Como unas tablas de la ley, con dos únicos mandamientos relativos uno al poema y el otro al relato, este libro desata un campo de fuerza sacudido por la fabulación, el descreimiento de la verdad, la invención y la duda. La verdad se revela  como un cúmulo de ficciones con una base en la experiencia de lo vivido, en la experiencia lectora, en lo añorado y en el deseo puesto en pie y sublimado.

El título de Inventario juega con el doble sentido de relación organizada de elementos y también con la derivada de “invento” como “lo encontrado” e “inventar”, de la misma raíz. De forma paralela, desde el principio se establece un doble juego entre fabulación, como invención y también como acto de habla.

El subtítulo (Fabulaciones, ficciones y otras verdades)  divide el libro en tres partes. La primera parte, Fabulaciones, nos presenta un mundo propio de historias y de cómo la voz recorre un camino paralelo a la experiencia. Suena el eco de algunas narraciones de Borges  (Antes de memoria, El rapto en la isla de Djerba), y se alternan verso y prosa, líricos en cualquiera de sus formas. En la segunda parte, Ficciones, aparece más o menos explícita una teoría poética. Se trata de cómo destilar la experiencia vital a través del lenguaje y cómo se articula la experiencia en el poema. Por último en Otras verdades, la tercera y última parte,  se despliega la emoción, lo carnal, la intimidad.

En esta última parte, más allá de las coordenadas de partida referidas anteriormente, el erotismo forma parte principal de una buena parte de los poemas. La autora realiza un viaje que parte desde la interpelación al amado hasta la añoranza del éxtasis, pasando por la recreación del espacio absoluto de la intimidad, representada por el simbolismo recurrente de las tórtolas y la invocación a los pechos encarnando la pasión y lo carnal. La carnalidad trasciende desde el principio del poemario como una llave que nos permite viajar desde las mentiras fabuladas hasta ese lugar donde ocurren las experiencias íntimas y, por tanto necesariamente verdaderas. A lo largo de Inventario nos encontramos escrito entre paréntesis, una reflexión, una llamada breve que también parece tener esa función de hablar sólo para uno mismo en medio de todos los demás. Ese paréntesis que comienza a veces de un simple aparte para una conversación entre dos también crea un espacio profundo de intimidad.

(¿Vendrías tú conmigo/  a olvidar estas verdades? Dime, /vendrás?)  [In vino veritas]

(Esta memoria no está sellada al beso que te brindo/ y que te inventa) [El regreso]

En cuanto a la poética  de la segunda parte, Ficciones, la autora propone las condiciones precisas para desplegar la lengua y la experiencia en poema, una línea de salida en la que todo lo que arrastra al poema es invento donde las palabras se enfrenten al poeta para que éste fije  una nueva realidad. Al sacarlo a la luz, se percibe un propósito de superación al compartir una razón poética como condición de posibilidad que sirva a un tiempo como arranque y como meta. Vemos una muestra en los siguientes versos.

Ahora invéntame. Hazme ristra de ficciones y teje con ellas

 una alfombra…/ Será fácil, ya verás, dame un nombre

y  escríbeme  [Alumbramiento].

Pero yo quiero mancha, corriente oscura, enajenado  barro

que cubra y cristalice cualquier atisbo de belleza  [In vino veritas].

Al hilo de esta razón poética, la duda cobra el valor de la única certeza. La duda es lo único que nos puede impulsar a buscar y a avanzar, a  llegar donde nadie pisó antes. La duda aparece a lo largo de todo este libro como una generatriz de búsquedas y pone en marcha un proceso fértil que ensancha el mundo propio. Lo fértil, y por tanto lo creativo, es la duda. Sin ella, ¿quién indagaría, quién escribiría? todo permanecería como en el momento anterior al desmoronamiento de las primeras certezas, quizá en los principios de la humanidad, o siendo más generosos, del racionalismo cartesiano. Por tanto, la duda aparece como una cadencia germinadora de todo este libro de Rosario Pérez Cabaña.

Este ámbito de intimidad, de exploración, de erotismo, de fabulación, de dudas, nos podría hacer pensar que se trata de un libro para leer en silencio y aparte del mundo. Al contrario, la autora nos trae sus poemas desde la voz y hacia la voz, para ser leídos en alto. El cuidado no pretende un esquema métrico determinado, sino la cadencia a partir del acento. El ritmo seguido es endecasilábico, que sigue los acentos naturales de los versos de cinco, siete, nueve y once sílabas. Por eso la belleza de este ritmo, sólo se puede apreciar plenamente con la lectura en alta voz, a la que quedan invitados desde la primera página.

Inventario parte de la distorsión de la realidad y de la pretensión de fabulación de sus dos libros anteriores, “Mi padre nació en Praga” y “Quirón y los otros hombres”. En los dos libros se realizaba un despliegue de una experiencia autobiográfica alterada a voluntad, con una licencia, la de utilizar voces interpuestas que permitían fijar veladamente la experiencia biográfica. Así, el pintor Oskar Kokoschka y los narradores Onetti, Carver y Bernhardt de los dos libros anteriores pasan en Inventario el testigo a la autora, que esta vez se expone sin veladuras, explícitamente con su propia voz y con su agitación creativa y fabuladora entre la invención y la verdad.

Finalmente, como llamada a la lectura, queda aquí un jirón de su visión de El vuelo de los otros hombres.

Me gusta así, desde el revés del verso/ sentarme a ver/  los ojos, las esperas, los caminos/las dudas, los encuentros, las mudanzas/ la turbia sed, el ansia, los destinos,/ la trashumancia Dios, la trashumancia.

Inventario. Rosario Pérez Cabaña. Ediciones de la Isla de Siltolá.  Sevilla, 2018.

Valora este contenido

Aytodecadiz semanasanta2019 web v001 etp gigabanner 800x200px 80

Publi ayto ecoembes