Tiempo de lectura 💬 3 minutitos de ná
M melendez
Fotografía: Jesús Massó

Que el año se va a ir dejándonos un mal sabor de boca es una verdad, pero no podemos estar más contentas. Porque si VOX consiguió doce escaños, Mercurio cambió de escorpio a sagitario y se queda todo el año, o sea, dinero. Porque si el 8M del 2017 fue mucho, el de 2018 fue más.

Que ha sido un año plagado de feminicidios es una realidad, pero que estamos mordiéndole el cuello al patriarcado también lo es. 

Porque si Bertín está en tu casa o tú vas a la suya es un horror, pero si al final quitan canal sur al menos nos libramos de Juan y Medio. Porque si ahora nos «piropean» obscenamente por la calle ya sabemos que es acoso, y contestamos, no nos callamos. Ni nos cansamos. Porque si los niños andaluces llevan dos años de retraso educativo con respecto a los de Castilla y León no lo vemos malamente, así no estudiarán ingenierías aeroespaciales ni cosas de esas, y no se irán a Alemania, ni a Reino Unido, y habrá por fin generaciones de jóvenes y adultos en Andalucía. Porque si el sueldo mínimo interprofesional no se puede subir ya que afecta a la clase media trabajadora, al menos estas navidades cenaremos chacinita mediocre de papelón bien bonita con huevo hilado y estará tu nieto que viene de Frankfort a pasar la Navidad, o tu hermana de Dublín que por fin tiene vacaciones. Porque si las reinas tuvieron gresca y aun no sabemos si cenarán juntas o el príncipe Felipe, perdón el Rey, se tendrá que ir después del mensaje oficial para su templo como el nazareno por jaboneria. Y que lo del Rey siempre me pasa, pero es que para mi Rey no hay más que uno. Porque si tenemos que soportar que cinco violadores en manada cenen en sus cinco casas en Nochebuena, con sus cinco familias, mientras nos comemos nuestro pavito -los de la clase media trabajadora, y los que no, nuestra chacina mediocre y langostinos congelados del Día- y se nos atraganta de pensarlo, al menos esa bola de rabia navideña no nos va a dejar olvidarnos de que el día 26 la Audiencia Provincial de Navarra quiere meter a estos cinco en el talego, por cuarta o quinta vez ya. Así que vamos a intentar que nuestros mejores deseos para esta Navidad sean que se cumpla la justicia. Porque si solo se impone una mísera condena de 9 años -sí, después de que alguno robara unas gafas y atropellara a un guardia de seguridad en el Corte Inglés, sí , y después de que otro intentar renovarse el pasaporte, sí.- al menos sabemos que es porque esta es nuestra España y porque este será nuestro año. 

Por eso no podemos estar más contentas, porque si no estuviéramos contentas y contentos, no sé cómo coño íbamos a aguantar todo esto, y más. Porque si el ser humano, andaluz y gaditano, no supiera darle la vuelta y ganarle a la mierda no podría levantarse por las mañanas. Y es que los niños andaluces llevarán dos años de retraso educativo pero en esto del aguante llevan más de dos años de ventaja a los de Castilla y León. Y al final, en la vida, es mejor llevar ventaja en eso. 

El 2019 no sé cómo vendrá, seguro que cargadito de juguetes también, pero no os olvidéis de sonreír, de poner música cuando os despertéis, de cogerse una borrachera de vez en cuando, de perder el tiempo viendo memes, de contrastar la información, de hacer uso del humor, de bañarse en la playa cuando llegue el veranito, de votar, de no hacer nada y por supuesto de hacer todo lo que os gusta. En serio, porque es la única forma de soportar otro año de mierda. Y por si no nos leemos más:

¡Feliz solsticio! ¡Feliz sol invito!  Y ¡Feliz año nuevo de mierda! 

 

FIT

Recibe "El Tercer Puente" en tu buzón

  • Responsable: El Tercer Puente Sociedad Coop. Andaluza. Finalidad: Para enviarte los números y avances de eltercerpuente.com a tu email. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: MailerLite, nuestro servicio de envío de correos. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *