Tiempo de lectura 💬 2 minutos
Rocio
Imagen: Pedripol

Va a estallar la burbuja de lo Cuqui.

La engañosa y melosa moda del: tú puedes con todo”, va a pegar un reventón que ríete tú de la burbuja inmobiliaria.

Va a estallar el obús y nos vamos a topar con hordas de Millenials llorando por las esquinas sin saber cómo gestionar toda esa frustración que llevan dentro porque han crecido pensando que sin toallitas húmedas uno no puede ir al baño porque se les puede escocer sus santas posaderas.

Y todo porque una taza de café con frase motivadora les dice todas las mañanas que hay que sonreír a la vida aunque no tengan ganas ni de untarse la zurrapa de lomo en la tostada.

La zurrapa de lomo sí que da energía por las mañanas y no las frases manidas de automotivación

Vivimos anestesiados y alelados por la pseudoenergía positiva que nos lanzan

a diario a través de las redes sociales. Parece que vivimos obligados a estar siempre perfectos, felices y preparados-listos-ya para lo que sea. Nos quieren hacer entender que somos capaces de todo, y que tú y que yo somos capaces de montar una cama nido del Ikea; y esto, señores, nos está superando .

Nos estamos viniendo arriba con las peroratas de salir de nuestra zona de confort y de no renunciar a nuestra maleta cargada de sueños.

Que yo sepa, La Pantoja tuvo un barco velero cargado de sueños que cruzó la Bahía y no estuvo dando la vara por Instagram.

Basta ya.

Tenemos que aprender a gestionar todo tipo de emociones, no sólo las positivas o al final, ya verás, como vamos a distanciarnos del ser humano y vamos a acercarnos peligrosamente al Teletubbie.

Estamos tan sobre estimulados de automotivación y positivismo forzado, que si viniera o viniese una guerra nos íbamos a tener que defender lanzando purpurina a los ojos del enemigo.

Basta ya.

Basta de frases motivadoras y de reflexiones positivas. Siéntete libre de tener un mal día. Nadie necesita arco iris para vivir, nadie es ni tan guapo, ni tan feliz como demuestran sus fotos en las redes sociales y nadie, ni mucho menos, desayuna paté de unicornio.

¿Para qué? habiendo zurrapa de lomo.

Valora este contenido

Aytodecadiz semanasanta2019 web v001 etp gigabanner 800x200px 80

Publi ayto ecoembes