Tiempo de lectura ⏰ 2 minutitos de ná

un gobierno por favor portada

De las encuestas de las últimas semanas una de las cosas que más me llama la atención es la cantidad de personas que afirman estar preocupados por la ausencia de Gobierno. Es más, incluso algunos medios de comunicación a los que respeto bastante, que son pocos, han hecho línea editorial de la necesidad de que se llegase a un acuerdo para acabar con esta parálisis.

A ver, si la preocupación es porque el Gobierno en funciones sea el mismo que lleva cuatro años recortando, mintiendo e imponiendo su ideología conservadora manu militari, yo me sumo. Pero, sinceramente, como español no noto ese desgobierno del que hablan. Ni siquiera me parece mal la repetición electoral a la que nos dirigimos. Aunque cueste dinero, porque la democracia es cara, pero más costosa resulta su alternativa.

De todas formas, cuando me brotan carcajadas es cuando oigo a los políticos decir que los españoles han (hemos) votado para que se llegue a un acuerdo. Disculpen. Yo he votado por mis razones y probablemente usted, lector, incluso habiendo introducido el mismo voto que yo, probablemente tenga unas razones distintas. Por eso ni usted ni yo podemos forzar a nuestros representantes a un acuerdo. Más aún cuando el acuerdo pasa por convertir el rojo en naranja, que ya se sabe eso ocurre cuando lo mezclas con amarillo que es el color de los sindicatos controlados por los empresarios.

Sin embargo, si como español me importa poco, como gaditano me preocupa la idea de que se repitan las elecciones. Preferiría un acuerdo in extremis para que hubiera un inquilino definitivo en La Moncloa para los próximos cuatro años. Porque la situación política municipal es víctima de este eterno impasse.

Al fin y al cabo, Cádiz es la ciudad más importante gobernada por un militante de Podemos, con todo lo que ello conlleva. Porque, más allá de haber centrado todos los focos de la prensa más conservadora en la ciudad, la actuación de nuestros políticos está mediatizada por lo que sucede a nivel andaluz y general. Si en un primer momento el PSOE decidió permitir a González Santos sentarse en el sillón de Salvochea, desde entonces ambos han privado a la ciudadanía de acuerdos puntuales o generales que permitan revertir los veinte años de teofilato que hemos padecido.

Por eso, como gaditano creo que nos convendría ya un Gobierno en Madrid, para que todos queden retratados y si el PSOE cree que Podemos es un partido indigno y que sus votantes son enfermos, que apoye una moción de censura que le devuelva el poder a Doña Teófila. Y si Podemos cree que con el PSOE se puede llegar a un acuerdo a la valenciana que se ponga manos a la obra en Cádiz. Lo que sea para abandonar esta sensación de inacción porque en breve habrá transcurrido el primer año del cambio y aún queda mucho por cambiar.

Fotografía: Jesús Massó

Rate this post
Banner horizontal

Banner pedropablo pre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *