Tiempo de lectura ⏰ 3 minutitos de ná

Jarillo

Fotografía: Jesús Massó

Ya no se intercambian opiniones bellamente sesgadas por las afiladas mentes de los que frecuentan estos sabios lugares. Ya no se comentan esas noticias que surcan olas de un papel amarillento sostenido por manos bañadas en sudor y tinta. Ya no se recitan versos ni se leen pasajes que invitan a cualquiera allí presente a viajar a un mundo lejano sin moverse de la mesa ni dejar que se enfríe su café.

Ahora los libros no se subrayan, se retratan; se inmortalizan para que naden en esa entretejida nube virtual para siempre. Antes los libros alimentaban nuestras mentes con una corriente iluminadora y ahora es la corriente la que alimenta la iluminación de la pantalla de los libros. Estos libros ya no huelen a lignina evaporándose bajo nuestras narices. Ahora sólo huelen a quemado tras un rato conectados, alimentándose. Ahora nuestros teatros cambian los aplausos por el crujir de la madera fría de butacas vacías que añoran el calor del público. Ahora nuestros cines sustituyen silencios intensos y diálogos apasionantes por un sinfín de señales sonoras y lumínicas mientras saturan de tridimensionalidad nuestro cerebro.

Ahora a la cultura parece que se le esté acabando la batería. La pobre mía se nos duerme y no parece que sea una simple siesta sino el descanso eterno. Y no es sólo la cultura la que se rinde a los brazos de Morfeo. El ser humano está perdiendo el contacto consigo mismo.

Ahora los niños caminan por calles grises sin parar de girar en sus manos el juguete de moda en vez de permitir que la imaginación -su mayor tesoro- alce el vuelo y surque los oníricos cielos del subconsciente. Ahora esas calles lucen tristes. Ya no están abarrotadas de niños que gritan, corren y juegan hasta que sus padres, sentados en esos cafés y terrazas, los llaman para volver a casa a soñar con lo vivido y esperar la llegada de un nuevo amanecer. Ahora el bullicio de esos cafés y aquellas calles ha sido secuestrado por mudas conversaciones llenas de tactilidad y retroiluminación. Hemos pasado de comentar a compartir para -entre todos- acabar tejiendo ese entramado que nos gobierna y domina.

Hemos “avanzado” como sociedad a merced de cambiar el tacto por lo “táctil”. Hemos “crecido” como especie pisoteando los cadáveres de ideas ya olvidadas. Se acaban los apretones de manos, desaparecen los abrazos, los besos ya no son húmedos; el ser humano está perdiendo el contacto consigo mismo. Ahora si alguien te quiere te enviará un corazón rosa a la vez que te desea las buenas noches. Ahora si el beso que te envían es un beso intenso y lleno de cariño y amor tiene que llevar un corazoncito rojo saliendo de la boca.

Con esto no quiero tomar una posición neandertaliense y señalar a la tecnología como única culpable del ocaso cultural en el que nos encontramos ahora mismo. Los avances tecnológicos aportan innumerables beneficios a la sociedad actual, sobre todo en el ámbito educacional.

Pero yo soy más de que si alguien me quiere, me lo diga mirándome a los ojos para poder bañarme en su mirada mientras oigo su voz pronunciando esas dos palabras. Yo soy más de medir la intensidad de los besos por la taquicardia y el temblor de piernas que me provocan. Yo soy más de oír el sonido de las páginas pasando que de sentir el frío de una pantalla táctil bajo mis dedos. Yo soy más de sentir en mi pecho el estruendo de un aplauso que de tener que bajar el volumen de la televisión cuando llegan los anuncios.

Pero ya no nos preocupan esos detalles. Ya no nos asombramos como antes. Ya no nos emocionamos como antes.

Ya no se habla de eso en los cafés.

Banner pedropablo pre

Pepe libro nuevo

Recibe "El Tercer Puente" en tu buzón

  • Responsable: El Tercer Puente Sociedad Coop. Andaluza. Finalidad: Para enviarte los números y avances de eltercerpuente.com a tu email. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: MailerLite, nuestro servicio de envío de correos. Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos si nos lo pides.

Tercerpuente

Quorum libros

Banner habana etp

Rimada

Imprintta

Hidalgo

Capsula

Laherida

La casapuerta

Sin título 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *